Intervención en el centro poblado de Guacacallo

Spread the love

Personal operativo adscrito al Instituto de Tránsito y Transportes de Pitalito realizó el acompañamiento a la intervención realizada por la administración municipal en el centro poblado del corregimiento de Guacacallo con el objetivo de brindar espacios más seguros en este importante sector de municipio. Los agentes de tránsito estuvieron realizando tareas educativas entregando material pedagógico en el que invitan a los conductores a respetar los límites de velocidad permitidos.

En días pasados fueron constantes las quejas de la comunidad en el sentido de varios conductores que conduciendo vehículos tipo motocicleta irresponsablemente se dedicaron a practicar los mal llamados piques ilegales. Hay que recordar a toda la ciudadanía que estos actos están contemplados en el código nacional de tránsito como maniobras peligrosas, codificado con la infracción D 07 y su sanción equivale a un salario mínimo legal mensual ($ 828.116)

Con la campaña denominada “Las calles y avenidas de Pitalito no son pistas de carreras” se quiere dar a entender a los conductores la importancia de respetar la velocidad máxima permitida, que en las zonas urbanas es de 30 km/h., ya que según estudios realizados a nivel mundial es la aceleración prudente en la cual un vehículo puede detenerse ante la aparición repentina de un peatón, vehículo, animal, objeto o cualquier otra situación que ponga en riesgo la integridad de quienes se ven involucrados en un percance vial.

Desde la Dirección del INTRAPITALITO, en cabeza del abogado Edgar Daniel Reyes Camacho, se hace un llamado a los conductores a respetar los límites de velocidad y a los padres de familia a estar pendientes de sus menores hijos, ya que por información recolectada se sabe que una gran parte de los jóvenes que realizan maniobras peligrosas en las vías aún no cumplen la mayoría de edad y conducen motocicletas sin la documentación requerida.

Con respecto a maniobras peligrosas el código nacional de tránsito reza lo siguiente: “D.7. Conducir realizando maniobras altamente peligrosas, siempre y cuando la maniobra viole las normas de tránsito que pongan en peligro a las personas o las cosas y que constituyan conductas dolosas o altamente imprudentes. En el caso de motocicletas se procederá a su inmovilización hasta tanto no se pague el valor de la multa o la autoridad competente decida sobre su imposición en los términos de los artículos 135 y 136 del Código Nacional de Tránsito”.